miércoles, 28 de diciembre de 2011

Beneficios De La Pelota Suiza En El Embarazo

Cada vez más mujeres descubren las ventajas de usar una pelota inflable de ejercicios (como las que se usan en yoga) durante su embarazo y en el proceso de parto. La razón es que debido a su forma y consistencia permiten al cuerpo de la embarazada adoptar una posición más relajada, con mayores posibilidades de mover a gusto piernas, quitando presión sobre la pelvis y la parte baja de la espalda. Todo esto ayuda a abrir más la pelvis y facilitar el trabajo de parto. Por otro lado es el lugar perfecto para recibir masajes de parte de tu pareja durante las primeras etapas del trabajo de parto (dilatación).
El uso de pelotas es una actividad relativamente nueva y beneficiosa para las mujeres que se encuentran en la dulce espera. Las ventajas de su práctica se relacionan con una buena circulación sanguínea, aumento de la capacidad respiratoria (durante esta etapa tiende a sufrir alteraciones) en tanto tu cuerpo adquiere mayor elasticidad, específicamente en los músculos de la pelvis.
Los ejercicios descritos a continuación se desarrollan con pelotas amplias cuyos diámetros oscilan entre los 65- 85 centímetro, las sesiones duran en promedio 30 minutos y te recomendamos mantener la calma si en algún momento de la práctica sientes contracciones, no deben alarmarte porque son perfectamente normales debido al aumento en el ritmo cardiaco de tu bebé. La actividad física puede continuar pero necesitas ser cautelosa y disminuir la frecuencia de tus movimientos. No existen riesgos contraindicados acerca de su práctica pero en algunos casos (presión elevada por ejemplo) dejan de ser una opción para las gestantes. En cualquier caso, antes de realizar cualquier actividad física, consulta con un profesional.
Ejercicios:
  • Siéntate sobre la esfera (busca estar cómoda) con tus piernas apoyadas sobre el suelo en un ángulo de 90 grados. Aquí solo necesitas balancear tu cuerpo de un lado hacia el otro, adelante y atrás, y de derecha a izquierda.
  • En posición cubito ventral, eleva tus piernas por encima de la esfera, recógelas hacia ti. Luego sepáralas y júntalas (inhala aire), mantén la respiración y finalmente expulsa el aire cuando estires las piernas.
  • Parecido al anterior pero esta vez recoges una pierna a la vez, tomas aire al recogerla y lo expulsas al estirarla; haces lo propio con la pierna contraria.
  • Echada sobre tu espalda, colocas las piernas (totalmente estiradas) sobre la pelota, luego las meces de izquierda a derecha.
  • Arrodíllate detrás de la esfera y abrázala con ambos brazos; mientras lo haces respira profundamente y estira tu columna apoyada sobre el instrumento. Expulsa el aire y vuelve a intentarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada